Intervenidos 1 Libros

Dry 
(Instalación formada por pecera y libro de '20000 Leguas de viaje Submarino' sumergido)

Somos terrestres, necesitamos del aire para respirar y el medio acuático nos convierte en seres vulnerables.
Los humanos no somos peces, aunque antes de nacer nos formemos en un líquido.

Los libros no son peces, aunque hablen del mar, del océano, de las criaturas y leyendas marinas… 
Los libros bajo el agua son vulnerables (como nosotros) frágiles y con ese riesgo de resultar heridos o "ahogados"

Sus páginas, al igual que nuestra dermis, absorben el líquido y hay que tener una extrema delicadeza para no rasgar, cortar o arrancar esa piel tatuada con palabras.

El deterioro en el agua esconde una belleza sublime.